sábado, 17 de diciembre de 2016

Me amo y no me importa.

¿Acaso alguna vez no te has mirado al espejo y has sentido odio, humillación, tristeza, desagrado, te has visto fea, repulsiva incluso anormal?
¿Es que nunca te has visto y has querido cambiarte por otra persona? Porque todo en la piel de los demás se ve más fácil, más bonito y realmente pensamos que luchar por nosotros es una guerra perdida.
¿Nunca te has oido en una grabación y te has sentido algo estúpida por haber dicho algo que en realidad en tu mente cobraba más sentido que dejándolo caer al aire esperando a que alguien entienda a dónde quieres llegar?
Y si jamás te ha pasado te felicito porque yo nunca fui capaz de hacerlo, nunca tuve ni las fuerzas ni el valor para quererme tal y cómo soy y para qué mentirnos los complejos me han acompañado desde que prácticamente he nacido que si "estás gordita ve y adelgaza", "te ves fea maquillate" pero cuidado si lo haces mal lo empeoras (si es que es posible) que si "peinate bien, pareces una loca", "compórtate, eres ya mayorcita" y bla bla bla. Millones de cosas más que en verdad solo hacen que de la mano de esos "consejos" por asi decirlo vengan los conocidos y queridísimos complejos, aquellas palabras que nos hacen sentir peor y que son como un problema aparte y que sinceramente, nadie se para a solucionarlos.
Y es verdad que hoy en día está de moda que tu belleza es interior y todo eso, pero ¿nadie se ha parado a mirar la sociedad? Que ya lo bonito por llamarlo de alguna manera no es nada en concreto porque aún estando «delgada» te ven como un bicho raro, que solo importan las famosas tallas 90-60-90 y que si aún así no vistes de marca, no tienes "buen gusto" , y no tienes dinero no eres nadie. Y la verdad puede que no sea la chica más clara y precisa hablando de estos temas, ni la más indicada según mi físico pero supongo que tenía que hacerlo sin tener en cuenta ningún complejo en especial.
Me amo y no me importa ¿Y tú?
#MeAmoYNoMeImporta

No hay comentarios:

Publicar un comentario